Turismo Leon.es

Trescientos años de caridad.

Categoría: Edad Moderna

El siglo XVI marca el inicio de un lento declive de León, que se estanca en su desarrollo, pierde vitalidad económica y su población desciende muy por debajo de los 5.000 habitantes, diezmada por la crisis económica y las horribles epidemias de la época. La penuria se prolonga a lo largo del siglo XVII y hasta bien entrado el siglo XVIII.

Titulo de la imagen
La Plaza Mayor en un día de mercado

Ello, no obstante, no es óbice para que continúen las obras civiles y religiosas, como el Ayuntamiento, ubicado en la llamada Casa de la Poridad, proyectado en 1548 por Juan del Rivero y Baltasar Gutiérrez; o la nueva Plaza Mayor, un conjunto monumental que es la mejor muestra del Barroco en la ciudad. Se inició a raíz del incendio que en 1654 destruyó la antigua Plaza Vieja, y su trazado y diseño recuerda a la Plaza Mayor de Madrid. Como en otras capitales, la Plaza Mayor era el centro ciudadano por excelencia, donde confluían las ferias y mercados, los espectáculos y las solemnidades civiles y religiosas, las proclamas oficiales y los chismes populares.

En su libro "Viaje por España", Joseph Townsend, viajero británico del siglo XVIII, hace en 1791, con pocas pero duras palabras, una severa descripción de la ciudad: tiene, dice, "trece parroquias, con cuatrocientos veinte curas, una catedral, dos fundaciones reales de San Isidoro y San Marcos, además de nueve conventos y una beatería para religiosas no sujetas a voto, varias ermitas y algunos hospitales", concluyendo: "León, a falta de comercio, se mantiene de la Iglesia".

Iglesias, hospitales y conventos, en efecto, componían gran parte del paisaje urbano leonés, y sobrevivieron a la decadencia. La crisis no afectó al clero, si se tiene en cuenta que a mediados del siglo XVIII, el Catastro del Marqués de la Ensenada daba fe de que la mitad de las casas registradas en León pertenecían a la Iglesia o a sus instituciones. En 1786, en la ciudad había censadas 1.500 familias y 6.170 habitantes.

Titulo de la imagen
Detalle de fachada del Hospital de Regla

La Iglesia de San Salvador de Palat de Rey es la más antigua de la ciudad. Su fundación se atribuye al rey Ramiro II, a mediados del siglo X, quien dispuso que se edificara junto a su palacio este templo para que en él profesara su hija doña Elvira. En la actualidad sólo se conserva una parte de la primitiva iglesia mozárabe, que fue modificada en varias ocasiones. Es Monumento Histórico, como también lo es la Iglesia de Santa María del Mercado, edificada a partir del siglo XII en lo que fue el Burgo Nuevo medieval, en la Plaza del Grano. Otras iglesias con interés son la de San Martín (s. XIII) y la de Santa Marina (s. XVI).

De entre los muchos hospitales que en León hubo, merece un recuerdo el Hospital de Regla, junto a la Catedral, que fue Palacio de la familia de los Prado de Valdetuéjar, del que puede admirarse una hermosa fachada barroca y una portada con los blasones de los Prado.

Palacios y casas señoriales resistieron también la crisis e incluso proliferaron durante los peores años de la decadencia, en los siglos XVI y XVII. Además de los Palacios de los Guzmanes y de los Condes de Luna -los Quiñones-, existen otras casas señoriales, como la Casa de los Manriques, frente al Ayuntamiento; la Casa del Cardenal Lorenzana, en la plaza de Torres de Omaña; la Casa de las Carnicerías, en la Plaza de San Martín; la Casa de los Marqueses de Villasinda, o la Casa Torreada de los Osorio, en la calle Fernández Cadórniga. Un paseo por las viejas calles de la ciudad descubre muchas puertas blasonadas donde menos se espera, testigos de piedra de la influencia de apellidos ilustres, Acuña, Osorio, Pimentel, Escobar, Cabeza de Vaca, Velasco, Villafañe, Quirós...

Central de Reservas

Buscador Central de Reservas
Abrir Calendario (nueva ventana)

You Tube

www.leon.es

 

 

Carreras Populares

Programación Auditorio Ciudad de León

TurisLeón

Centro de Interpretación Multimedia